27 dic. 2008

Al mar llegó y mojó sus pies

-

En un lustro de días me voy a Ymcamar.
Ymcamar es como ese techito que te guarece de la lluvia.
Siempre llego mojada, y poco a poco empieza a salir el sol.
Cuando te vas, mágicamente ese sol empieza a seguirte,
va con vos a la pileta y duerme junto a tu cama,
y puede quedarse por mucho tiempo,
pero es como el fuego, hay que avivarlo de tanto en tanto.

En tres décadas de días, vuelvo. Pero cuando vuelva,
no habrá aire, no habrá mar, no habrá, no.


-

No hay comentarios.: