29 ago. 2010

¿Cómo puedo estar así? ¿Cómo puedo llorar ante una idea? ¿Donde están cada una de todas las respuestas? ¿Hay respuestas siquiera? ¿O todo es una gran mentira? Me estoy consumiendo, llena de sogas, de situación loca. Me duele que me duela tanta estupidez.
Subir-bajar los brazos. ¿Hasta cuando? Sí, me estoy yendo al tacho. Al fondo, bien al fondo. Los ojos que miro no me miran. El corazón tiene abulia. Te abulio por no sacudirme más. ¿Seguís ahí? ¿Hasta cuando?
Rodeada por un cerco vivo. Que aulla. Que quema. Que me incendia. Todos están ahí. Simulan.
Yo no pienso en nada más, quiero correr al norte. ¿A dónde?... ¿Qué me sugieres? No, no hay otra vuelta de tuerca. Jugar no es opción. Harta. Lo que quiero es salir de mí. Media hora. Un respiro. Una nueva caricia. Dejarte. Huír. Me aterra lo que viene, y más aún no saber qué es.

2 comentarios:

Vos . dijo...

Las 2 veces que lo leí te imaginaba a vos caminando en circulos bastante rapido en una habitación de departamento con piso de parquet. Y eso que nunca te vi.

em...queres que te de un vaso de agua??

Yo quiero tu libro.

Sona.

sabandija dijo...

Acepto el agua y el piso de parquet si lo conseguís enviar a domicilio!
Saliendo un poquito de esa locura, igual la lluvia parece querer inundarme más.

donde vivís?

paii