26 dic. 2011

Y ya estás amaneciendo



Puedo ver una foto que te hace sonreír.

Quiero ser la cámara y capturarte.

Puedo ver destellos gritando mi nombre

en tus cuerdas vocales;

por amor o por aullido

quiero quedarme ahí, quiero que me cantes.

Quiero ser sílaba e impulso sonoro;

vibrato o forte escalando en tu canto.

Y que me ames como amás la música.

Y que me toques, me vuelvas un piano.

Y que me beses con respiración profunda

sosteniendo la última nota.

Puedo ver una foto que te hace sonreír

y mi carta urgente suplicando

te quedes esta noche

o por siempre;

la última nota:

¡que te quedes!




1 comentario:

En busca de la felicidad dijo...

No serviría de nada que seas cámara, sin ti mi sonrisa descansa.
Cierro los ojos, respiro y canto porque, en realidad, es lo único que sé hacer.
Quiero ser tu almohada para que me abraces a la noche y el sol de día, para bañarte con mis brazos y fundirte (fundirnos)