27 mar. 2013

escribo



porque es la única forma de decir
que lo siento
que me perdones la imprudencia
                                              o mejor
que me perdones la prudencia adelantada
                                                        de decirte

que no quiero más
el medio helado de estación.

Invasión
             tu proyección sobre mi
                          cadáver

Así
vos en la vereda de la precaución
y yo en medio de las vías
riendo
riendo
a ver si pasa el tren
y llego a correrme a tiempo
...un segundo más un segundo menos
me divierte el límite imposible
romperme el tobillo alguna vez

Salgo a tender la ropa
límpida
me encuentro con una lluvia
infinita

                                       no me he secado


Perdoname por eso,

pero aún no me he secado
y pretendo
vivir
mojada
chorreando
empapándolo todo
el resto de mi vida.

No hay comentarios.: